ESTATUTOS DE LA FUNDACIÓN

"HOSPITAL LA INMACULADA "

 

 

 

 

TITULO PRIMERO

 

DISPOSICIONES GENERALES

 

           

 

Artículo 1.- DENOMINACIÓN Y NATURALEZA

 

                        Con la denominación “FUNDACIÓN HOSPITAL LA INMACULADA”, existe una organización de naturaleza fundacional, sin ánimo de lucro, cuyo patrimonio se halla afectado, de forma duradera, a la realización de los fines de interés general, propios de la misma.

 

                        Dicha entidad fue clasificada de carácter benéfico general por Orden Ministerial de 19 de Septiembre de 1941, la cual hoy se encuentra en el ámbito de las conocidas como Fundaciones Asistenciales.

 

 

            Artículo 2.- PERSONALIDAD Y CAPACIDAD

 

                        La Fundación tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines y la administración de su patrimonio con sujeción a lo establecido en el ordenamiento jurídico. A los efectos previstos en la legislación vigente, la Fundación consta inscrita en el Registro de Fundaciones del Gobierno Canario.

 

            Artículo 3.- REGIMEN JURÍDICO

 

                        La Fundación se regirá por los presentes Estatutos, la legislación vigente y por las demás normas y disposiciones que, en interpretación y desarrollo de los mismos, establezca el Patronato.

 

            Artículo 4.- NACIONALIDAD Y DOMICILIO

 

                        La Fundación tiene nacionalidad española.

                       

                        El domicilio de la Fundación radicará en Puerto de la Cruz (Tenerife), calle Cologan, nº 19.

 

                        El Patronato podrá promover el cambio de domicilio, mediante la oportuna modificación estatutaria, con inmediata comunicación al Protectorado, en la forma prevista en la legislación vigente.

 

            Artículo 5.- AMBITO DE ACTUACIÓN

 

                        La Fundación desarrollará sus actividades, principalmente, en el Gobierno Canario y actuará bajo el Protectorado de los órganos competentes de dicha Comunidad Autónoma. No obstante a lo anterior, para el desarrollo de sus fines, la Fundación podrá desplegar algunas de sus actividades en otros ámbitos geográficos.

TITULO  SEGUNDO

 

OBJETO DE LA FUNDACIÓN Y REGLAS BÁSICAS PARA LA DETERMINACIÓN DE BENEFICIARIOS Y LA APLICACIÓN DE LOS RECURSOS AL CUMPLIMIENTO DE LOS FINES FUNDACIONALES

 

            Artículo 6.- FINES

 

                        La Fundación tiene por objeto realizar las labores asistenciales de tratamiento y recogida de ancianos, enfermos, y todas aquellas personas que por signos externos evidencien manifiesta necesidad de cuidados y atención. Tendrán preferencia los residentes en toda la Isla de Tenerife, y si existen vacantes, los residentes del resto de las Islas Canarias. Los fines de la fundación se podrán cumplir en los edificios de la entidad fundacional o también se podrá desplazar a los domicilios de los beneficiarios, al personal que en cada momento tenga contratado la fundación, para que así puedan llevar a cabo la labor antedicha en forma domiciliaria. Para permitir una mejor adaptación de las funciones o fines asistenciales de la Fundación se confiere una amplia facultad al Patronato, para que previas las consultas y autorizaciones precisas pueda desarrollar la función asistencial en la forma más operativa y eficaz para cubrir las necesidades más perentorias en ese campo asistencial.

 

            Artículo 7.- DESARROLLO DE LOS FINES

           

            Para la mejor prestación de los servicios asistenciales se contará con  la colaboración de una Comunidad de la Congregación  Religiosa Hijas de María Madre de la Iglesia,  la cual llevará la dirección general del Hospital de la Inmaculada, gozando de las facultades necesarias para poder gestionar el mismo, pudiendo  residir en las instalaciones del mismo. Caso que la Congregación no pudiera continuar o decidiera apartarse de esta colaboración, el Patronato proveerá lo necesario para el mejor cumplimiento de sus fines.

 

                        El desarrollo de los fines de la Fundación se efectuará a través de alguna de las formas siguientes de actuación:

 

a)       Gestión de centros propios.

b)      Concesión de ayudas económicas.

c)       Participando en el desarrollo de las actividades de otras entidades que realicen actividades coincidentes o complementarias con las de la propia Fundación.

 

            Artículo 8.- LIBERTAD DE ACTUACIÓN

 

                        El Patronato tendrá plena libertad para determinar las actividades de la Fundación, tendentes a la consecución de aquellos objetivos concretos que, a juicio de aquél y dentro del cumplimiento de sus fines, sean los más adecuados o convenientes en cada momento, de conformidad con sus posibilidades patrimoniales y de acuerdo siempre con la legislación vigente.

 

            Artículo 9.- DETERMINACIÓN DE LOS BENEFICIARIOS

 

                        La elección de los beneficiarios se efectuará  por el Patronato con criterios de imparcialidad y no discriminación entre las personas que reúnan las siguientes circunstancias:

 

            a) Que formen parte del sector de población atendido por la Fundación, (personas de avanzada edad con escasez de medios, enfermas con carencias graves y necesidad de cuidados).

 

            b) Que demanden la prestación o servicio que la Fundación puede ofrecer.

 

 

 

            Artículo 10.- DESTINO DE LAS RENTAS E INGRESOS

 

                        1.- A la realización de los fines fundacionales deberá ser destinado, al menos, el setenta por ciento de las rentas o cualesquiera otros ingresos netos que, previa deducción de impuestos, obtenga la Fundación, debiéndose destinar el resto, deducidos los gastos de administración, a incrementar la dotación fundacional.

 

                        2.- La Fundación podrá hacer efectiva la proporción de rentas e ingresos a que se refiere el apartado anterior en el plazo de cuatro años a partir de su obtención.

 

                        3.- Los gastos de administración, entendidos como aquellos que son directamente ocasionados a los órganos de gobierno por la administración de los bienes y derechos que integran el Patrimonio de la Fundación, y de los que los patronos tienen derecho a resarcirse o reembolsarse con la debida justificación, no podrán sobrepasar el 10 % de los ingresos netos de la misma.

 

 

 

TITULO TERCERO

 

GOBIERNO DE LA FUNDACIÓN

 

            Artículo 11.- NATURALEZA

 

                        El Patronato es el órgano de gobierno, representación y administración de la Fundación que ejecutará las funciones que le corresponden, cumplirá con todos los fines fundacionales y administrará los bienes y derechos que integren el patrimonio de la Fundación, manteniendo plenamente el rendimiento y titularidad de los mismos, con sujeción a lo dispuesto en el Ordenamiento Jurídico y en los presentes Estatutos.

 

                        El Patronato, a través del Reglamento interno de funcionamiento, podrá crear los órganos que estime convenientes para el beneficio de la Fundación.

 

            Artículo 12.- COMPOSICIÓN DEL PATRONATO

 

                        Tienen la condición de patronos, por razón de sus cargos,  la Superiora y la Vicaria de la Comunidad  afecta al Hospital la Inmaculada del Puerto de la Cruz, así como la Superiora de la Comunidad del Centro Educativo Madre Matilde de Puerto de la Cruz, y la Superiora General de la Congregación Religiosa Hijas de Maria Madre de la Iglesia.

 

                        El Patronato, por acuerdo unánime de todos los componentes, podrá nombrar más miembros del mismo, pero de forma que siempre el número total de Patronos sea impar y no exceda de trece. El acuerdo de nombramiento de Patronos se comunicará al Protectora para su inscripción, una vez que el nombrado haya aceptado su nombramiento. Dicho nombramiento lo podrá llevar a efectos el Patronato designando a personas físicas o a personas jurídicas, por lo que, en este último supuesto, ostentará el cargo quien sea designado por la persona jurídica asumiendo el carácter de patrono automáticamente.

                         

 

 

                        El Patronato que actúa de forma colegiada, se compondrá de los siguientes cargos:

 

-          Presidente: Superiora General de la Congregación Religiosa Hijas de María Madre de la Iglesia.

-          Vicepresidente: La Vicaria de la Comunidad afecta al Hospital de la Congregación Religiosa de las Hijas de María Madre de la Iglesia.

-          Secretario: Superiora de la Comunidad afecta al Hospital de la Congregación Religiosa de las Hijas de María Madre de la Iglesia.

-          Vocales: Todos los demás miembros designados por el Patronato en virtud de lo dispuesto en el párrafo anterior.

 

 

            Artículo 13.- DURACIÓN DEL MANDATO

 

Todos los patronos de la Fundación desarrollarán su mandato por tiempo indefinido, mientras ostenten los cargos en función de los cuales han sido elegidos. Tan pronto como se produzca su cese en el cargo que determinan su designación, será sustituido por la persona designada para el mismo puesto.

 

Caso de que el Patrono fuere nominativo recayendo en persona física, el ejercicio del cargo de Patrono tendrá una duración de cuatro años.

 

            Artículo 14.- ACEPTACIÓN DEL CARGO DE PATRONO

 

                        Los patronos entrarán a ejercer sus funciones después de haber aceptado expresamente el cargo en documento público, en documento privado con firma legitimada por notario o mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones.

 

            Artículo 15.- CESE Y SUSTITUCIÓN DE LOS PATRONOS

 

                        El cese de los patronos de la Fundación se producirá en los supuestos siguientes: por muerte o declaración de fallecimiento, así como por  extinción de la persona jurídica; renuncia comunicada con las debidas formalidades; por incapacidad, inhabilitación o incompatibilidad, de acuerdo con lo establecido en la Ley; por cese en el cargo por razón del cual fueron nombrados miembros del Patronato; por vencimiento del periodo de su mandato y por resolución judicial.

 

                        La renuncia será efectiva desde que se notifique al Protectorado y deberá hacerse en la forma prevista para la aceptación del cargo de patrono.

 

                        La suspensión de los patronos podrá ser acordada por el juez cuando se establece contra ellos la acción de responsabilidad. El cese y la suspensión se inscribirá en el Registro de Fundaciones.                  

 

                        Producida una vacante, en el plazo máximo de dos meses, el Patronato designará una persona para ocupar la misma.

                       

            Artículo 16.-  EL PRESIDENTE

 

                        Al Presidente le corresponde ostentar la representación de la Fundación ante toda clase de personas, autoridades y entidades públicas o privadas; convocará las reuniones del Patronato, las presidirá, dirigirá sus debates y, en su caso, ejecutará los acuerdos, pudiendo para ello realizar toda clase de actos y firmar aquellos documentos necesarios a tal fin.

 

                        También estará obligado a convocar la Junta de Patronos siempre que lo solicite, por escrito y con indicación de los temas a tratar, dos de los componentes del Patronato,  quien podrá cursar la correspondiente citación, en lugar del Presidente, si transcurren quince días sin que éste lo haga.

 

                        Igualmente se entienden permanentemente delegadas en el Presidente, sin perjuicio de revocación las atribuciones y facultades del Patronato, salvo las indelegables legal o estatutariamente.

 

            Artículo 17.- EL VICEPRESIDENTE

 

                        Corresponderá al Vicepresidente realizar las funciones del Presidente en los casos de estar vacante el puesto por ausencia o enfermedad, pudiendo actuar también en representación de la Fundación, en aquellos supuestos que así se determine por acuerdo del Patronato. En los mismos supuestos el Vicepresidente será sustituido por el Patrono más antiguo o de mayor edad  si la antigüedad fuera la misma.

 

                        En caso de estar vacante la presidencia, el Vicepresidente, en el plazo máximo de tres meses convocará Junta de Patronos para adoptar acuerdos sobre la forma de proveer dicho cargo de conformidad a estos Estatutos y demás normativa aplicable.

 

            Artículo 18.- EL SECRETARIO-TESORERO

 

                        Son funciones de Secretario la custodia de toda la documentación perteneciente a la Fundación, levantar las actas correspondientes a las reuniones del Patronato, expedir las certificaciones e informes que sean necesarios, vigilará las funciones administrativas de la Fundación y, todas aquellas que expresamente le deleguen. En los casos de enfermedad, ausencia o estar vacante el puesto, hará las funciones de Secretario el Vice-Presidente y en defecto de éste el vocal más joven del Patronato.

 

                        Como Tesorero, intervendrá todos los ingresos y gastos de la Fundación; y cuidará de que la contabilidad de la misma refleje la imagen fiel de la realidad y se ajuste a la normativa vigente que le afecte.

 

            Artículo 19.- DE LA DIRECCIÓN TÉCNICA

 

                        De conformidad a la carta fundacional, la misma es confiada a la Congregación Religiosa Hijas de María Madre de la Iglesia, que desde su inicio viene dirigiendo el Hospital, la cual llevará a efecto de conformidad a sus reglas constitucional, carta fundacional y Legislación vigente.

 

            Artículo 20.- FACULTADES DEL PATRONATO

 

                        Su competencia se extiende a resolver las incidencias de todo lo que concierne al gobierno, representación y administración de la Fundación, así como a la interpretación y modificación de los presentes Estatutos.

 

                        Con independencia de las funciones que le otorgan los presentes Estatutos, y sin perjuicio de solicitar las preceptivas autorizaciones al Protectorado, a título meramente enunciativo y no limitativo, serán facultades del Patronato:  adquirir, poseer, administrar, disponer, enajenar, gravar y permutar bienes de toda clase, transigir y renunciar; celebrar contratos y contraer obligaciones de cualquier índole; otorgar poderes, promover, oponerse, seguir y desistir los procedimientos ordinarios y especiales que sean oportunos en defensa de la Institución y de sus legítimos intereses, ejercitando los correspondientes derechos, acciones y excepciones, reclamaciones y recursos ante los Juzgados, Tribunales, Autoridades, Organismos, Corporaciones, etc., en cada caso competentes; y, en general, realizar cuantas actuaciones sirvan a la mejor efectividad del objeto fundacional perseguido.

 

            Artículo 21.- REUNIONES DEL PATRONATO Y CONVOCATORIA

 

                        El Patronato se reunirá, con carácter ordinario al menos, dos veces al año y, con carácter extraordinario, tantas veces  como sea preciso para la buena marcha de la Fundación.

 

                        La convocatoria se hará llegar a cada uno de los miembros, al menos, con quince días de antelación a la fecha de su celebración, utilizando un medio que permita dejar constancia de su recepción. Dicha convocatoria incorporará además, explícitamente, la llamada a una segunda convocatoria para celebrarse media hora después de la primera. En todo caso, la convocatoria indicará el lugar, día y hora de celebración de la reunión, así como, el orden del día.

 

                        No será preciso convocatoria previa cuando se encuentren presentes todos los patronos y acuerden por unanimidad la celebración de la reunión.

 

            Artículo 22.- FORMA DE DELIBERAR Y TOMAR LOS ACUERDOS

 

                        Para que el Patronato quede validamente constituido tanto en primera como en segunda convocatoria, con carácter ordinaria o extraordinaria, será precisa la asistencia de dos tercios de sus miembros.

 

                        Los acuerdos del Patronato serán inmediatamente ejecutivos y se tomarán por mayoría simple de votos de los patronos presentes, salvo los que se refieran:  la fusión, la extinción y liquidación de la entidad, cambio de fines y aumento del número de Patronos, para los cuales se requerirá el voto unánime de todos los miembros. Asimismo para el caso de modificación estatutaria será necesario su aprobación por dos tercios de todos los patronos.

 

                        En el caos de que fuera precisa la unanimidad y faltaran a la Junta miembros del Patronato, a los ausentes se les notificará por cualquier medio el acuerdo adoptado y se les tendrá por conformes, si en el plazo de quince días naturales desde la fecha de la recepción del acta de acuerdos no mostran por medio fehaciente su oposición.

 

                        En caso de empate el voto del Presidente será voto de calidad y decidirá el desempate.

 

                        De las reuniones del Patronato se levantará por el Secretario la correspondiente Acta, que deberá ser suscrita y aprobada por todos los miembros presentes en las mismas. Esta se transcribirá al correspondiente libro y será firmada por el Secretario (o quienes estatutariamente hagan sus veces) con el visto bueno del Presidente (o de quien sustituya a este).

 

            Artículo 23.- OBLIGACIONES DEL PATRONATO

 

                        En su actuación el Patronato deberá ajustarse a lo preceptuado en la legislación vigente y a lo previsto en estos Estatutos.

 

                        Corresponde al Patronato cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación, manteniendo plenamente el rendimiento y utilidad de los mismos.

 

                        El Patronato dará información suficiente de los fines y actividades de la Fundación, para que sean conocidos por sus  beneficiarios finales y demás interesados.

 

 

 

 

            Artículo 24.- OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDAD DE LOS PATRONOS

 

                        Entre otras, son obligaciones de los patronos hacer que se cumplan los fines de la Fundación, concurrir a las reuniones a las que sean convocados, desempeñar el cargo con la diligencia de un representante leal, mantener en buen estado de conservación y producción los bienes y valores de la Fundación, y cumplir en sus actuaciones con lo determinado en las disposiciones legales vigentes y en los presentes Estatutos.

 

                        Los Patronos responderán frente a la fundación de los daños y perjuicios que causaren por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos o a los realizados negligentemente. Quedarán exentos de responsabilidad quienes se opusieran expresamente al acuerdo determinante de tales actos o no hubieren participado en su adopción.

 

            Artículo 25.- CARÁCTER GRATUITO DEL CARGO DE PATRONO

           

                        Los patronos ejercerán su cargo gratuitamente sin que en ningún caso puedan percibir retribución por el desempeño de su función.

 

                        Los patronos tendrán derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el desempeño de su función les ocasione, con las limitaciones legales y estatutarias previstas.

 

 

TITULO CUARTO

 

RÉGIMEN ECONÓMICO

 

            Artículo 26.- DOTACIÓN DE LA FUNDACIÓN

 

                        La dotación de la Fundación estará integrada por todos los bienes y derechos existentes que constituyeron la dotación inicial de la Fundación, reflejados en las escrituras de constitución de la misma , los adquiridos hasta la fecha y por aquellos otros que en lo sucesivo se aporten a la misma con carácter permanente.

 

                        Unos y otros deberán figurar a nombre de la Fundación y constar en su inventario anual y en los registros públicos correspondientes.

 

            Artículo 27.- COMPOSICIÓN DE LA DOTACIÓN Y PATRIMONIO

 

                        El activo de la dotación y demás patrimonio de la Fundación puede estar constituido por toda clase de bienes, derechos y obligaciones susceptibles de valoración económica.

 

                        Unos y otros deberán figurar a nombre de la Fundación y constar en su Inventario y en el Registro de Fundaciones.

 

                        Los bienes y rentas de la Fundación se entenderán adscritos de manera directa e inmediata, sin interposición de persona, a la realización de su objeto benéfico.

 

                        El Patronato podrá efectuar en los bienes de la Fundación las transformaciones y alteraciones que considere necesarias o convenientes.

 

                        En ningún caso se podrá considerar como dotación o patrimonio el mero propósito de recaudar donativos.

            Artículo 28.- FINANCIACIÓN

 

                        Para atender al cumplimiento de sus fines o para incrementar su patrimonio, la Fundación podrá recibir ayudas, subvenciones, donativos, cuotas, herencias y legados, en dinero, especies, valores o bienes de cualquier clase, así de particulares como de entidades públicas o privadas.

                       

                        Asimismo, la Fundación podrá obtener ingresos por sus actividades, siempre que ello no implique una limitación injustificada del ámbito de sus posibles beneficiarios, de conformidad con las disposiciones legales vigentes.

 

            Artículo 29.- ADMINISTRACIÓN

 

                        La Administración podrá ser conferida por el Patronato a las personas que estimen conveniente dentro del ámbito de la normativa aplicable a esta Fundación.

 

            Artículo 30.- RÉGIMEN FINANCIERO

 

                        El Ejercicio económico coincidirá con el año natural.

 

                        La Fundación llevará aquellos libros obligatorios que determine la normativa vigente y aquellos otros que sean convenientes para el buen orden y desarrollo de sus actividades, así como para el adecuado control de su contabilidad.

 

                        En la gestión económico-financiera, la Fundación se regirá de acuerdo a los principios y criterios generales determinados en la normativa vigente.

 

Artículo 31.- CONFECCIÓN DE PRESUPUESTOS, RENDICIÓN DE CUENTAS Y MEMORIA SOCIAL DE ACTIVIDADES

 

                        Con periodicidad anual, el Patronato aprobará: el inventario patrimonial de la Fundación al cierre del ejercicio, el balance de situación, la cuenta de resultados, la memoria expresiva de las actividades fundacionales y de la gestión económica y cualquier otro informe o documento que la normativa imponga en cada momento. La memoria especificará, además, las variaciones patrimoniales y los cambios en los órganos de gobierno, dirección y representación, así como el grado de cumplimiento del plan de actuación, indicando los recursos empleados, su procedencia y el número de beneficiarios en cada una de las actuaciones realizadas. Dicha aprobación de las cuentas anuales tendrá lugar en el plazo máximo de seis meses desde el cierre del ejercicio, tras ser formuladas por el Presidente.

 

Asimismo, el Patronato aprobará el presupuesto correspondiente al ejercicio siguiente, que recogerá con claridad las previsiones de ingresos y gastos del mismo, junto con un plan de actuación en el que queden reflejados los objetivos y las actividades que se prevea desarrollar durante el ejercicio siguiente.

 

                        Las cuentas anuales, una vez aprobadas por el Patronato de la Fundación se presentarán al Protectorado dentro de los diez días hábiles siguientes a su aprobación para su examen y ulterior depósito en el Registro de Fundaciones, a excepción del presupuesto, que será presentado al Protectorado en los últimos tres meses del ejercicio anterior a los mismos efectos. Sin perjuicio de lo anterior, anualmente, la Fundación legalizará sus libros de comercio en el Protectorado o en el Registro Mercantil correspondiente, siempre que se desarrollen actividades mercantiles o industriales y, en el mismo caso, se depositarán las cuentas en el mencionado registro.

                       

                        Si la Fundación incidiese en los requisitos legales establecidos para ello, los documentos anteriores se someterán a auditoría externa, remitiéndose al Protectorado el informe de la misma en el plazo de tres meses, contados de fecha a fecha, desde el día de la emisión del mencionado informe.

 

 

TITULO QUINTO

 

MODIFICACIÓN, FUSIÓN Y EXTINCIÓN

 

            Artículo 32.- MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS

           

                        Por acuerdo del Patronato, podrán ser modificados los presentes Estatutos, siempre que resulte conveniente a los intereses de la Fundación. Tal modificación se ha de acometer cuando las circunstancias y la realidad social hayan variado, de manera que ésta no pueda actuar satisfactoriamente con arreglo a sus estatutos en vigor.

           

                        Para la adopción de acuerdos de modificación estatutaria, será preciso la votación favorable de los dos tercios de los miembros del Patronato.

 

                        La modificación o nueva redacción de los Estatutos acordada por el Patronato se comunicará al Protectorado.

 

            Artículo 33.- FUSIÓN CON OTRA FUNDACIÓN

 

                        El Patronato podrá proponer al Protectorado la fusión de la Fundación con otra, previo acuerdo concertado al efecto con esta última.

 

                        El acuerdo de fusión deberá ser aprobado por unanimidad de todos los Patronos.

 

            Artículo 34.- EXTINCIÓN DE LA FUNDACIÓN

 

                        La Fundación se extinguirá por la causas, y de acuerdo con los procedimientos establecidos por la legislación vigente.

 

                        El acuerdo de la extinción deberá de ser aprobado por el voto favorable de todos los componentes del Patronato.

 

            Artículo 36.- LIQUIDACIÓN Y ADJUDICACIÓN DEL HABER

 

                        La extinción de la Fundación determinará la apertura del procedimiento de liquidación que se realizará por el Patronato bajo el control del Protectorado. Dicha liquidación deberá de ser aprobada por todos los Patronos.

 

                        Los bienes resultantes de la liquidación se destinarán a otras fundaciones o instituciones de otra naturaleza que, designadas por el Patronato, de acuerdo con lo previsto por la legislación vigente, persigan fines de interés general análogos a los de esta Fundación y que tengan afectados sus bienes, incluso para el supuesto de su disolución, a la consecución de aquellos.

 

 

Calle Cólogan 19

38400. Puerto de la Cruz

Santa Cruz de Tenerife

Teléfono: 922381958

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

LEY TRANSPARENCIA

 

 

 

Es voluntad de La Fundación Canónica Casa de Acogida Madre del Redentor sumarse a las indicaciones de la Ley de Transparencia. Para ello pone a disposición de todas las personas e instituciones que lo requieran, la información que dicha Ley quiere que sea pública. Y para facilitar su consulta la ha reunido en este espacio web.

 

1. INFORMACIÓN INSTITUCIONAL, ORGANIZATIVA Y DE PLANIFICACIÓN:

 

Funciones que desarrolla la entidad

 

Normativa de aplicación

 

·         VI Convenio colectivo marco estatal de servicios de atención a las personas dependientes y desarrollo de la promoción de la autonomía personal.

 

·         Estatutos de la Fundación: ( l de julio de 1996)

 

·         Certificado de Calidad según la norma UNE-EN ISO 9001:2008 (19-06-2013 al 19-06-2016)Por razones económicas no se pudo renovar en el año  2014.

 

·         Asistencia integral de personas mayores con bajos recursos económicos

 

 

Ley 19-1977 de 1 de abril

 

 

Les mostramos algunas imagenes de nuestro hospital.

¿Quienes Somos?

La Fundación Canaria Hospital de la Inmaculada es un centro sociosanitario que se encuentra ubicado en la calle Cólogan nº 19 de Puerto de la Cruz, Tenerife.

Tiene una capacidad de 62 camas en total. En la actualidadse encuentran acogidas sólo mujeres mayores procedentes de distintos sitios de la isla, procedentes de la península o de otros países.

 Organigrama

 

¿Cual es nuestro propósito?

El propósito principal es la atención sanitaria y sociosanitaría de las personas mayores que se encuentran ingresadas en el centro. Contribuyendo, desde distintos campos, a asegurar que sus necesidades fundamentales quedan cubiertas y a mejorar su calidad de vida dentro de lo posible.

 

Nuestros valores

Para el funcionamiento del centro nos inspiramos y basamos en los siguientes supuestos:

  • La declaración de los Derechos Humanos.
  • Las orientaciones de la organización Mundial de la Salud (OMS).
  • La doctrina de la iglesia Católica.
  • Los estatutos de la fundación.
  • El cumplimiento de la legislación y reglamentación vigente de aplicación.